¿TIENES PUNTOS BLANCOS EN LAS AMIGDALAS? PODRÍAS ESTAR SUFRIENDO DE PIEDRAS AMIGDALARES


caseum
¿Cuando te miras en el espejo notas que las amígdalas son blancas, redondas y, bueno ... enormes?, es probable no puedas evitar entrar en pánico. Después de todo, las amígdalas color blanco no son normales ni saludables.
Sin embargo, no hay ninguna razón para temer. Hay una explicación lógica y médica a su problema de amígdalas blancas. De hecho, hay dos. Para descubrir cuál es, simplemente contesta las siguientes preguntas ...
¿Sientes  las amígdalas adoloridas o con fiebre? ¿Tienes dolor de oídos o dolor de cabeza? ¿Tienes problemas para tragar o hablar? ¿ Están las amígdalas, además de estar blancas, también inflamadas o agrandadas?
Si contestaste sí a estas preguntas, entonces estas sufriendo de amigdalitis, una infección común de las amígdalas que provoca que se inflamen.
Sin embargo, si se siente bien, aparte de las bolas blancas en las amígdalas y tal vez un tanto de picazón o molestias en la garganta, entonces usted puede estar sufriendo de piedras de amígdalas o caseum.
Pregúntese esto: el color blanco alrededor de las amígdalas tiene forma de bolitas? ¿Estas bolas blancas emiten un olor inusual sulfúrico que puede causar mal aliento? Si es así, entonces usted tiene la respuesta.
Entonces, ¿cuál es la diferencia entre la amigdalitis y piedras de las amígdalas? Siga leyendo para averiguarlo.
La amigdalitis es una infección causada por un virus o una bacteria. Si su amigdalitis es causada por un virus es muy probable que desaparezca por sí sola en pocos días a una semana. Hay formas de tratar los síntomas, incluyendo medicamentos para el dolor, pastillas para la garganta y  medicamentos líquidos y mezclas que se encuentran alrededor de la casa.
El agua caliente con miel pueden calmar la garganta;  el jugo de verduras puede estimular el sistema inmunológico, y un baño de sal de Epson pueden ayudar con la fiebre, los dolores y molestias.
Si su amigdalitis es causada por una infección bacteriana, entonces usted tendrá que tomar a una dosis de antibióticos. Si no, la amigdalitis probablemente seguirá empeorando. Un médico puede confirmar con una muestra de la garganta si tiene estreptococos, la bacteria que causa infecciones de amígdalas.
Los Tonsilolitos (caseum) son totalmente diferentes. No son una infección, ni son tratados con antibióticos. Son bolas blancas de partículas de alimentos, bacterias y restos que se han formado y moldeado en las grietas de las amígdalas. Si esto no fuera suficientemente malo, emiten un olor sulfúrico que puede causar mal aliento.
Por suerte, usted puede deshacerse de los  tonsilolitos en la comodidad de su propia casa. Usted puede toser, empujar, hacer gárgaras y lavarlos. Por otra parte, con la limpieza y la higiene oral, debe ser capaz de prevenir que los tonsilolitos regresen.
Por lo tanto, si sus amígdalas blancas son causadas por una infección o por piedras de las amígdalas, ahora tiene las herramientas y los consejos para curar de forma rápida y eficaz.
Por favor visite nuestro sitio web para más información sobre cómo prevenir naturalmente y curar piedras de amígdalas.

Anna Watson es la autora de Remedios secretos caseros para los cálculos amigdalinos, después de sufrir durante 7 años de Tonsilolitos. Ella revela el secreto para conseguir permanentemente deshacerse de  las piedras de la amígdala usando remedios caseros simples. Por favor, visite este sitio web: www.calculosamigdalinos.com

7 comentarios:

  1. Gracias por la info, me parecio sumamente interesante el ebook de anna watson, he vivido tantos aNos con este problema que realmente ya he probado de todo, tengo las esperanzas centradas en este producto, lo adquirire y espero que me funcione.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animate Luis estoy segura que encontraras la solución que tanto necesitas.

      Eliminar
  2. Acabo de adquirir el libro y veo que esta muy completo, espero que sea la solucion definitiva a mi problema de caseum

    ResponderEliminar
  3. Quiero agradecerle a la persona que se tomo el tiempo para crear este sitio. Tanto tiempo sufriendo este problema sin saber que era o si era la única persona que lo padecía.

    El ponerle nombre me deja mas tranquila. Bendiciones

    ResponderEliminar
  4. Hace dos semanas que adquiri el ebook de anna y puedo decirte que esas asquerosas bolas blancas han desaparecido de mis amigdalas y he aprendido a evitar que aparezcan de nuevo siguiendo los consejos al pie de la letra que vienen en este maravilloso libro que cambio mi vida.

    Se los recomiendo a todos aquellos que padezcan este horrible mal, para que cambien sus vidas al igual que yo.

    Gracias Anna Watson.

    ResponderEliminar
  5. :) pense que tambien era la unica con este problema, voy a conseguir el libro y espero que con esto se acabe mi problema. muchas gracias.

    ResponderEliminar
  6. Claro, anímate no tienes nada que perder, solo los puntos blancos. Espero pronto poder poner tu historia en la sección historias de éxito, no olvides compartirla con nosotros.

    ResponderEliminar